Opinión

Rastros clandestinos: una antesala de enfermedades

La falta de medidas sanitarias, así como la irresponsable ausencia de inspección, han convertido a estos lugares en una antesala para el orígen de enfermedades, además de significar un terror para los animales y para las personas que laboran ahí, que hacen del sacrificio una profesión y llegan a insensibilizarse ante tanta violencia.

Artículo de opinión de Dulce Ramírez.

Hoy más que nunca estamos enfrentando desafíos sociales que requieren acciones colectivas que puedan conectarnos en lo individual para lograr cambios estructurales profundos. Y es que la realidad que estamos viviendo debido a la crisis de salud pública tiene su origen muy cerca de nosotros. Su origen está en cómo nos relacionamos con los animales, en cómo hemos construido sistemas de producción que arrasan con todo a su paso y que hoy nos obligan al confinamiento.

Hacerle frente y evidenciar la raíz de estas pandemias será todo un desafío porque debemos romper los más grandes paradigmas. La ganadería industrial es el sistema más devastador que existe, la matanza de animales y su comercialización ha puesto en jaque al mundo, no solo por acabar con los recursos naturales o fomentar malos hábitos alimenticios o ser responsable del calentamiento global o dañar la salud humana y torturar animales, hoy hablo de la existencia de rastros clandestinos y matanzas de traspatio en México.

Estas matanzas atroces y crueles de animales en estos sitios ilegales que operan en México, no son nada lejanas a las matanzas que pusieron en la mira mundial a los mercados de animales vivos o mercados húmedos de Asia, por ser los lugares donde se originaron enfermedades como el SARS, el MERS y dónde se cree tiene origen el COVID-19.

Las matanzas de traspatio, como comúnmente se le conoce a la matanza en los rastros clandestinos, al igual que las que se realizan en aquellos mercados asiáticos, se hacen sin ningún tipo de condiciones de sanidad y con una brutal violencia hacia los animales, convirtiéndose en una constante amenaza para la salud de todos aquellos que consumen aquellos animales matados.

Esto anterior, ha quedado registrado por las cámaras de Igualdad Animal como parte de diversas investigaciones encubiertas que ha realizado en los rastros de nuestro país, incluyendo rastros clandestinos y de traspatio, y mercados donde se matan animales para consumo humano, y la realidad supera por mucho lo aquí descrito. La falta de medidas sanitarias, así como la irresponsable ausencia de inspección, han convertido a estos lugares en una antesala para el orígen de enfermedades, además de significar un terror para los animales y para las personas que laboran ahí, que hacen del sacrificio una profesión y llegan a insensibilizarse ante tanta violencia.

Y es justo en estos momento que se deben tomar acciones contundentes para prevenir y erradicar los riesgos sanitarios derivados del consumo de animales, por eso Igualdad Animal México ha trabajado de la mano con diversas fuerzas políticas a nivel federal y estatal, para contar con un marco legal que evite que los animales sean matados en casas, patios y bodegas bajo extrema crueldad para darlos en venta y sin ningún procedimiento regulado. Dando como resultado 3 iniciativas de ley que muy pronto podrían terminar con estos sitos, dos a nivel estado y una a nivel Federal.

La primera de ellas, fue presentada el 28 de Noviembre del 2019 en el Congreso de la Ciudad de México, que propone que la matanza de animales destinados a consumo que sea realizada en lugares o establecimientos clandestinos sea incluida dentro de los delitos que contempla el Código Penal, le siguió la Federal el presentada en el Senado el pasado 24 de Abril, la cual busca generar certeza de que estos lugares no operen sin contar con las medidas sanitarias correspondientes para evitar posibles enfermedades.

La propuesta establece modificaciones a la Ley Federal de Sanidad Animal, la Ley General de Salud y el Código Penal Federal para prohibir y sancionar establecimientos que maten y comercialicen animales en condiciones insalubres que puedan propiciar el desarrollo de enfermedades zoonóticas.

Y tan solo 2 días después, el 27 de Abril, en Puebla se presentaba una iniciativa que propone reformar el Código Penal de este estado para castigar con cárcel y multa económica la operación de rastros clandestinos que pongan en riesgo la salud de los ciudadanos.

A estos esfuerzos, pronto se le sumarán algunos otros estados que conocen los riesgos que conllevan la comercialización y consumo de animales.

De aprobarse estas diversas propuestas, se prohibirán la instalación de mercados que comercialicen y vendan animales y así los animales no sean objeto de maltrato y actos crueles como los que se observan en los diversos rastros clandestinos y mercados húmedos o mercados de animales vivos en la república mexicana

Estas iniciativas de Igualdad Animal nacen en respuesta a la crisis de salud que estamos viviendo. No se puede ser indiferentes a la realidad que está provocándola, y es que son los mercados de animales vivos y la operación de rastros clandestinos un foco severo de infección, donde se cometen los peores actos de violencia contra los animales.

Publicado en SinEmbargo.

 



Media Lab

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor considere desactivar el bloqueo de anuncios para así ayudarnos a soportar el sitio web.