Opinión

Gobierno de Nacho: ¿peor, imposible?

Por Federico Lòpez Ramìrez

El gobierno empezó mal, continuò peor y terminarà catastrófico.

Los antecedentes

Nacho Peralta endeudò desproporcionadamente al estado y comprometió seriamente las finanzas del gobierno. Al grado que el dìa de ayer, por la noche (jueves 29), declaró técnicamente que su gobierno estaba en bancarrota. Que no cuenta para pagar la quincena segunda de julio ni las sucesivas, y que, por lo tanto, lamentaba mucho lo sucedido pero sus cuentas están en ceros porque tuvo que liquidar los créditos a corto plazo porque asì lo mandata la ley en la materia. Sòlo se pagaron los salarios de los policías estatales y ministerios públicos.

Lo que le importa poco

Està claro que a Nacho Peralta no le importan las vidas de miles de trabajadores en activo y jubilados que tienen que pagar la despensa de la quincena, la mensualidad del carro, la renta de su casa, los pasivos de sus créditos y todos los gastos que demandan las necesidades de la vida cotidiana.

Ocho mil familias no tendrán para cubrir sus gastos a partir de esta quincena. Se trata de los trabajadores al servicio del gobierno del estado, organismo públicos descentralizados y maestros. A parte de padecer el ataque del coronavirus tendrán que padecer las estupideces e irresponsabilidades de un gobierno inepto y abusivo.
Los dirigentes sindicales

Los dirigentes sindicales tienen muy claro que su estrategia es que no hay estrategia. Despuès de escuchar a su líder uno deduce que su subordinación al gobernador del estado es ofensiva y anacrónica.

Se reunirán las próximas horas para decidir què hacer. Piensan que el martes todo estarà superado. Dejan en el ambiente que esa es su apuesta.

Los miembros de la secciòn 39 del Snte se manifestaràn a partir de las 3.30 de la tarde del dìa 30 de julio. Estàn en shock, pues nunca imaginaron este escenario –aparentemente- pues todos recordamos la foto de la administradora del gobierno estatal dialogando con las dirigencias de los dos sindicatos màs importantes. ¿O qùe hacían?

La comentocracia

Los comentòcratas que antes aplaudían las maniobras políticas estratégicas e inteligentes de la sociedad política colimense y les aplaudìan que se unieran para repartirse el pastel de lo que representa el gobierno del estado, hoy, 30 de julio, le piden a los políticos que recurran a San Andrès para que los salve de sus estupideces y sus excesos. Como siempre se ha hecho.

Los diputados

La Carpa de Arrabal, mejor conocida como Congreso del Estado guarda un silencio hermético. Los diputados que deben de fiscalizar al Ejecutivo están ausentes porque ellos son corresponsables de esta catàstrofe financiera porque la vieron venir y trabajaron fuertemente para que la catàstrofe financiera fuera màs fuerte.

Los partidos PRI, PAN, VERDE, PANAL y MC no solo no fiscalizaron al Ejecutivo sino que le ayudaron a endeudarse màs y jamàs lo llamaron a cuentas. Ellos son tan responsables como el jefe del Ejecutivo.

¿Dònde estaban los diputados? Pues claro, en las elecciones. Pidiendo el voto a los ciudadanos para reelegirse como sucedió con algunos como Francisco Rodrìguez, que por cierto, lo hizo en un distrito diferente al que fue electo originalmente.

Y ya vimos donde quedó parte del dinero. Las campañas fueron las acaparadoras de esos dineros y el PRI, PAN,

Verde y Panal, gracias a ello, –altamente probable pensamos muchos- lograron obtener nuevos puestos de elección popular y capital político para negociar puestos en el nuevo gobierno. Allì quedó gran parte del dinero.

La fracción parlamentaria de Morena hace un excelente posicionamiento y señala con mucha precisión como el gobernador irresponsablemente endeudò al estado, además exhibe su falta de planeación para prever los pagos del gasto corriente y proveedores. A parte, explican muy claramente, como el Ejecutivo no transfirió al IPECOL las cuotas descontadas a los trabajadores.

Solo olvidaron una cosa que entre sus filas cuentan con los traidores a la orden como Guillermo Toscano –para el que pidieron su voto-, Julio Anguiano y Carlos Cèsar Farìas para votar lo que sea necesario al gobernador y continuar con esta cadena de saqueos.

La estrategia de Nacho

La estrategia del gobernador era muy sencilla. Tomando como pretexto la pandemia solicitò crèditos para acabar con los elefantes blancos que son el C5i y la remodelación del Palacio de Gobierno (750 millones de pesos) y declaró que 100 millones de pesos los usò para la comprar de equipamiento de hospitales. Al final de la pandemia demandaría recurso al gobierno federal con el pretexto de la pandemia y asunto arreglado. El problema fue que el gobierno federal proveyó con equipo y ayuda en especie.

El gobernador en alianza con los goberladrones unificados bajo el nombre de Alianza Federalista endeudaron a sus estados: Jalisco, Nuevo Leòn y Colima son los casos màs ilustrativos. Y el gobierno federal no les concedió el gusto de endosarles la deuda, el resultado es que hoy esos gobernadores, sobre todo los que van de salida, no saben de dònde sacar el dinero que nadie sabe dònde lo gastaron.

Del patrimonio de Nacho

Lo único cierto, hasta ahora, es que Nacho no ha podido explicar donde se gastò 200 millones de pesos de la venta del predio de la ex veinteava zona militar; no le cobrò los 515 millones de pesos a Mario Anguiano; no se sabe, a ciencia cierta, còmo ejerciò el crèdito por 740 millones de pesos que le autorizò el Congreso y; su patrimonio personal creciò de 15.7 millones de pesos en 2016 a 41.9 millones de pesos en 2018.
La gobernadora electa

Entre la ambigüedad y la evasiòn quedó la postura de la futura gobernadora. En esencia ella habla de no ser comparsa ni còmplice de nadie, pero posterga fijar su postura, pues ella lo hará a partir de que se inicie la transición administrativa a partir del uno de agosto y en tomando protesta como gobernadora, esa es su verdadera postura la evasiòn. Flaco inicio de quien dice que quiere transformar al estado de Colima encabezando un nuevo régimen de gobierno. Lejos de dar un apoyo contundente a los trabajadores del gobierno del estado y organismos públicos descentralizados y a sus familias prefirió evadir.

El asunto es grave. Està en juego el futuro inmediato de ocho mil trabajadores y sus familias y no se atreve fincar una postura firma y decidida. La verdad es que ya dio color. Quienes pensaban en un gobierno firme y decidido váyanse olvidando porque lo que viene es la evasión y la complicidad.

La apuesta es el supermartes

Tanto el gobernador como el líder de los burócratas le apuestan al supermartes. El gobernador pretende en la reunión con el secretario de Hacienda el próximo martes, tres de agosto, solucionar su problema. Èl dice que con que el gobierno federal le aumente las participaciones a través del concepto de recursos extraordinarios la libra. Què significa recursos extraordinarios, pues puede ello significar dos cosas: uno, que le den màs dinero y con èl cubrir los rubros de gasto corriente; dos, que le adelanten las participaciones el gobierno federal.

En el primer caso es muy poco probable, pues el gobierno federal, desde el inicio de la pandemia, definió los criterios para enfrentarla, se les dijo –muy claramente entonces- a los gobernadores que no tendrían recursos extraordinarios ni siquiera vìa endeudamiento.

En el segundo caso la gobernadora electa no està invitada a esta negociación –segùn su propia dicho del dìa 30 de julio-. Por tanto es poco probable que al gobernador le adelanten las participaciones federales. Salvò que el gobierno federal negocie y dejen chiflando en la loma a la gobernadora electa. No lo descarto.

Lo único cierto es que la gobernadora electa ya dio color y la verdad no pinta. Està asustada. Espera que Mèxico lo solucione.

Preparando la represión

Segùn las palabras del líder del sindicato de los burócratas a nadie del gobierno del estado y organismos descentralizados y de confianza se les ha pagado (incluidos los maestros, otrora favoritos del régimen) salvo a los policías y ministerios públicos.

Esta medida puede tener dos interpretaciones extremas: uno, ha sido lo único que ha previsto este gobierno inepto y pretende que los ciudadanos tengamos seguridad pública garantizada; dos, están preparando endureces su línea y quieren tener contentos a los policías por si eventualmente pudieran ser usados para reprimir a los trabajadores.

Despuès del supermartes sabremos què tan prolongado será el conflicto y se sabrà tambièn de què tamaño es el boquete económico y, por ende, la catástrofe.

Este gobierno puede terminar mucho peor de lo imaginado. El problema es el futuro que no pinta, que està aterrado.



Media Lab

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor considere desactivar el bloqueo de anuncios para así ayudarnos a soportar el sitio web.