Local

TRADECO, con obras cuestionadas por corrupción en Colima, también es señalada por Emilio Lozoya

Federico Martínez Urmeneta, dueño de la constructora TRADECO Infraestructura S.A. de C.V., trató de convencer al entonces director de Petróleos Mexicanos (Pemex) y hoy investigado, Emilio Lozoya Austin, de modificar contratos y perdonar penalidades para ser favorecido con obras en la petrolera, de acuerdo a la denuncia penal presentada por el ex funcionario del gobierno de Enrique Peña Nieto.

La empresa TRADECO cuenta con un historial de obras realizadas en el estado de Colima. Una de ellas, inconclusa a la fecha y en supuesto litigio, es la construcción del Muelle de Cruceros en el Puerto de Manzanillo, contratada por el Gobierno del Estado de Colima en el año 2003 (23 de julio, a unos días de haberse celebrado la elección de ese año), durante los últimos días de la administración que encabezó Fernando Moreno Peña.

Dos años después de haberse otorgado la concesión a Tradeco, la administración que encabezó Silverio Cavazos Ceballos, decidió revocar el acuerdo y comenzó un litigio del que se desconocen -hasta el momento- los términos.

De acuerdo a una nota de la periodista Verónica González Cárdenas, corresponsal de La Jornada en Colima en el año 2005, la terminal de cruceros incluiría una plaza comercial y diversos espacios que nunca fueron construidos a pesar de que el Gobierno de Colima otorgó la concesión y anticipos por el desarrollo de la misma. El sitio en el que se construiría es el antiguo muelle fiscal.

En el año 2005, TRADECO Infraestructura era representada legalmente por Carlos Alberto Raphael de la Madrid, sobrino del ex presidente Miguel de la Madrid Hurtado y primo del dueño de Diario de Colima, Héctor Sánchez de la Madrid.

En aquel tiempo, según el despacho de la periodista, se preveía que una vez concluida la revocación de la concesión, la obra sería licitada nuevamente y construida «por otra empresa conforme a los planes de desarrollo de la administración estatal».

El proyecto costaría unos 30 millones de dólares y con él, el gobierno estatal pretendía impulsar el desarrollo turístico de Manzanillo. En el año, 2004, con la presencia del extinto gobernador Gustavo Vázquez, el presidente Vicente Fox inauguró el inicio de las obras y escuchó la explicación del proyecto en voz de Raphael de la Madrid.

Verónica González Cárdenas reportó que de acuerdo al entonces secretario de Fomento Económico estatal, José Ignacio Peralta Sánchez, «Tradeco nunca entregó el proyecto ejecutivo maestro al gobierno estatal, y que lo que Raphael de la Madrid explicó al presidente Vicente Fox en aquella ocasión fueron dibujos preliminares de lo que pudiera ser la terminal de cruceros».

Tradeco Infraestructura formó, a su vez, las sociedades mercantiles Desarrolladora Puerto de Manzanillo y Concesionaria Manzanillo para la ejecución de la terminal de cruceros, pero incumplió los compromisos establecidos en julio de 2003.

De acuerdo a lo consignado por Pedro Zamora, corresponsal de Proceso en el estado, la querella entre TRADECO y el Gobierno de Colima concluyó con una «acuerdo verbal» entre las partes representadas por el entonces gobernador Gustavo Vázquez Montes y Federico Martínez Urmeneta -hoy señalado por Emilio Lozoya en su caso de corrupción como director de Pemex-.

Desvío Ferroviario de Cuyutlán y Portal API, las otras obras

Pero la del Muelle de Cruceros no ha sido la única obra polémica de TRADECO Infraestructura S.A. de C.V. en Colima.

En el año 2009, durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa TRADECO desarrolló la Construcción del desvío ferroviario en el Vaso II de la Laguna de Cuyutlán, en Colima. En consorcio con Innovaciones Técnicas en Cimentación y Unión Presforzada, por un contrato de 1 mil 500 millones de pesos.

Y en 2011, construyó el Portal API con una inversión de casi 1 mil millones de pesos. Obra que se prolongó durante varios años y fue polémica entre los habitantes de Manzanillo debido a las afectaciones económicas, viales y sociales que representó.

Las acusaciones de Lozoya

En la denuncia de Emilio Lozoya se puede leer sobre la empresa Tradeco: “Por instrucciones de Enrique Peña Nieto recibí a Federico Martínez, quien tenía una serie de peticiones sobre obras que tenían con Pemex, pero todas presentaban quejas, retrasos e incumplimientos. Recuerdo, especialmente, lo relativo a los tanques de almacenamiento en Veracruz y el puente de la Ciudad del Carmen. Federico Martínez Urmeneta me pidió modificar los contratos y perdonar penalidades, ante lo que me negué”.

El exdirectivo de Pemex precisó que el dueño de Tradeco le advirtió que su socio, Carlos Salinas de Gortari, había hablado con mi padre y Enrique Peña Nieto, y que por favor tomara en cuenta lo que haría con sus amigos, los senadores del PAN.

Sin embargo, Lozoya señaló a José Antonio González Anaya de beneficiar a Tradeco durante su gestión en Pemex. “Al final no hubo cambios a estos contratos, pero si tengo conocimiento de que dichos contratos se beneficiaron los sujetos señalados, cuando José Antonio González Anaya, concuño del expresidente Carlos Salinas de Gortari, asumió la dirección general de Pemex”, dijo.

 

 

 

 



Media Lab

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor considere desactivar el bloqueo de anuncios para así ayudarnos a soportar el sitio web.