Local
Tendencia

¡Fuera Nacho!, el grito que predominó en la marcha para exigir justicia y seguridad en Colima

Exigen al Congreso del Estado inicie Juicio Político contra JIPS y lo destituya; además que Arnoldo Ochoa González renuncie a la Secretaría General de Gobierno.

«Fuera Nacho, Fuera Nacho»… fue el grito y la consigna que predominó en la marcha de este domingo en la que organizaciones sociales y ciudadanos reclamaron mejores condiciones de seguridad y justicia en el Estado de Colima.

«Paz para Colima… No vivimos ni Felices ni Seguros… La felicidad no llegó, la seguridad no llegó, tuvimos que exigirla… Justicia para Anel… Justicia para 7 Policías y sus Familias, Justicia para Colima»… se leía en algunas de las cartulinas, lonas y playeras que eran portados por asistentes a la marcha.

En punto de las 4 de la tarde los grupos de manifestantes comenzaron a organizarse. La mayoría vestían de blanco y cada bloque de aproximadamente 40 personas era guiado y separado por un hilo de rafia que ayudaba a guardar sana distancia.

La protesta se da en el momento en que Colima es el primer lugar nacional en feminicidios, homicidios dolosos y robo a casa habitación por cada 100 mil habitantes, de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Sólo en mayo en nuestra entidad fueron privadas de la vida a sesenta personas.

A pesar de que desde el viernes algunos medios afines a la administración de José Ignacio Peralta Sánchez aseguraban que en la reunión habría brotes de violencia, el paso del contingente por la Calzada Galván y la calle Madero se dio en paz y de forma ordenada.

Cerca de la 1 de la tarde, en su cuenta de twitter el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez aseguró que había dado la orden a los cuerpos policiacos de permitir la libre realización de las protestas y la protección de los derechos humanos de los asistentes. Hasta el final del mitin, la consigna fue cumplida por los pocos policías que hicieron acto de presencia y eran testigos del desarrollo de la marcha.

El contingente estuvo conformado por diversos colectivos y organizaciones, entre ellos el colectivo de familiares de personas desaparecidas, el Frente en Defensa del Maíz Nativo, el Consejo Indígena por la Defensa del Territorio de Zacualpan, el colectivo Verde Colima, la Coordinadora Socialista Revolucionaria, y ciudadanas y ciudadanos que acudieron de manera individual. En conjunto sumaron poco más de 300 personas.

Afuera del Comité Directivo Estatal del PRI, un grupo de mujeres, cargaba un ataúd y protestaba con consignas por la muerte de miles de personas en la entidad.

Así, este domingo 7 de junio -por cierto, Día de la Libertad de Expresión en México-  decenas de colimenses se dieron cita para exigir justicia ante los casos de desapariciones, feminicidios y asesinatos en el estado, quienes al grito de “Fuera Nacho”, pidieron la renuncia del gobernador priístas de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez.

La marcha se desarrolló de manera ejemplar luego de que algunos personajes del priismo local, como Fernando Moreno Peña, ex gobernador y actual delegado regional del PRI, advirtieron que habría disturbios y violencia impulsada desde el partido Morena; incluso, los asistentes y organizadores buscaron cumplir con las medidas de sana distancia y uso de cubrebocas.

Al llegar a Palacio de Gobierno, los manifestantes colocaron mantas y pancartas en las ventanas del edificio, en los que se podían leer mensajes como “Fuera Nacho”, “Ni felices ni seguros, Nacho renuncia” así como carteles con fotografías de personas desaparecidas.

Ahí, criticaron «la opacidad y la ineficiencia de las autoridades ha demostrado que Colima es un estado fallido. Mientras la gente muere, el gobernador del Estado hace turismo político fuera del territorio. Los colectivos y asociaciones firmantes creemos que el pueblo ya no puede tolerar esta situación».

Antes, en la Rotonda de la Piedra Lisa, integrantes del Comité de Búsqueda de Personas Desaparecidas utilizaron el muro de mármol de ese edificio como espacio de exposición en el que colocaron imágenes de los cientos de colimenses que han sido víctimas de desaparición forzada en Colima.

Según estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública, del año 2010 a la fecha, en nuestra entidad han desaparecido 795 personas. La mayoría de ellas, durante el sexenio de José Ignacio Peralta Sánchez, que inició en febrero de 2016.

De acuerdo a estos colectivos, «hay un incalculable número de personas desaparecidas en Colima, y se siguen reportando casos nuevos todos los días. Ante esto, -denunciaron- el gobernador no ha reconocido la gravedad de la situación y las autoridades no han respondido a las exigencias de las familias».

La protesta que sirvió para expresar la indignación de las y los colimenses fue convocada por diversas organizaciones y colectivos de la sociedad civil, a raíz de los últimos acontecimientos de inseguridad: el asesinato de 7 policías que cumplieron una comisión asignada por autoridades estatales en territorio controlado por la delincuencia organizada y la desaparición y posterior asesinato de la diputada Anel Bueno Sánchez.

La marcha terminó en un mitin en el que familiares de desaparecidos y colectivos fijaron sus posicionamientos ante la ola de violencia en Colima.

«La corrupción y los vínculos con el narcotráfico están presentes en casi todas las instituciones de seguridad en el estado, con la complicidad y el silencio de los altos mandos», denunciaron los colectivos. 

Exigen al Congreso del Estado inicie Juicio Político contra JIPS y lo destituya; además que Arnoldo Ochoa González renuncie a la Secretaría General de Gobierno

En las Puertas de Palacio de Gobierno, los colectivos que convocaron a la marcha, fijaron un posicionamiento con 5 exhortos.

Al Congreso del Estado de Colima, le demandaron que inicie de inmediato un juicio político contra Ignacio Peralta Sánchez para ser destituido por las omisiones que han costado la vida a tantos colimenses.

Asimismo, exigieron «la renuncia del Secretario de Gobierno Arnoldo Ochoa González, pues es corresponsable del gobierno que ha fallado en contener el periodo más violento de la historia de nuestra entidad».

Consideraron importante realizar «una reforma urgente en la Secretaría de Seguridad Pública, para que las policías dejen de ser utilizadas como agentes privados de los poderosos y regresen al servicio del pueblo».

Además de «un esquema de ciudadanización de la seguridad pública, en el que se incluya un Consejo Ciudadano con la facultad de vigilar las estrategias de seguridad, en el que participen todos los sectores de la sociedad colimense».

Y por último, solicitaron «que se replantee la política integral de seguridad en el estado, dándole mayor importancia a los programas de prevención de la violencia y el delito, transparentando los protocolos de investigación judicial y combatiendo la corrupción e impunidad en las instituciones».

 

 

 

Congreso Colima

Media Lab

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios