H. Ayuntamiento de Colima - Descuentos
Opinión

Opinión – El cínico retorno de Mario Anguiano

Por: Carlos Ramiro Vargas

El lunes 5 de septiembre del año que corre, el ex gobernador de Colima, Mario Anguiano Moreno, tras siete años de estar en la sombra, mirando desde alguna de sus mansiones o sus fastuosos ranchos en el estado de Colima, el desmoronamiento de la vida pública e institucional, estatal, retorna con biombo y platillo a la escena pública colimense rodeado de algunos de sus más cercanos colaboradores, enriquecidos hasta más no poder en el sexenio 2009/015, para decirnos a todos los 750 mil colimotes que el gobierno morenista de Indira Vizcaíno, es percibido por la ciudadanía como un mal gobierno, donde las cosas “no marchan bien”.

Por lo cual, apoyado por lagartones y ex achichincles de su gobierno, que nada substancial aportaron a la solución de nuestros graves problemas estatales, a partir de ahora, se reunirán periódicamente para aportar ideas que ayuden a resolver los serios problemas de la entidad, más allá de los intereses partidarios o señalamientos estériles, respecto a tal o cual personalidad política, colimota.  Según expreso palabras más, palabras menos, el propio ex mandatario.

Entre los presentes se encontraban, René González Chávez, -toda una pichurria pecueca como dicen en Colombia-,  Santos García Santiago, entre otros notables equiperos de Mario; el primero, ex director  de comunicación anguianista que llevó a Mario Anguiano al final de su mediocre mandato, a la sede del Diario de Colima a congratularse con el propietario de este medio, Héctor Sánchez de la Madrid, que nunca dejó de atacar a Anguiano Moreno, antes, durante y después de su gobierno. Visita inútil y fuera de contexto que sólo sirvió para mostrar el deplorable estado mental, y la falta de valentía y dignidad del ex gobernador en cuestión, al que para la última fase de su periodo gubernamental, era ya totalmente dominado psicológicamente por sus funcionarios más poderosos, torcidos e influyentes. 

El segundo, García Santiago, fungió como director de Atención a Migrantes, sin estudios en Antropología Social o campos afines, quien por sólo ser un servil al poder de tiempo completo, usurpó un área para la que no tenía competencia; cuando quien más le aportó en el tema a Anguiano Moreno, es quien esto escribe y desde una formación y perspectiva antropológica, para al final de cuentas y por osar criticar los serios errores de su mandato, ser marginado por el mismo ex mandatario de toda posibilidad de direccionar su demagógica política migrante, que al final de cuentas terminó en manos del más corrupto de sus colaboradores, -ex secretario de economía-, hoy amparado de la justicia por desvío a sus bolsillos de cientos de millones del erario público del estado.  

Aludió en dicho evento, -el ex gobernador-, a los “liderazgos reales” que le acompañaban, para hacer efectivo tal propósito. 

Como el de la ex diputada y ex candidata a la gubernatura en el 2016, Mely Romero, quien sólo gestionó diversos y jugosos beneficios para la oligarquía cañera del norte del estado, de la cuál forma parte, pero absolutamente nada para el beneficio de los semi/esclavizados jornaleros cañeros, y obreros agrícolas del estado.

De René González, hoy también multimillonario, podemos agregar que en la dirección de comunicación gubernamental bajo su cargo, se dedicó a pagar millonarias sumas a lo peor del periodismo estatal, para que alabaran las acciones del gobierno, como tradicionalmente se ha hecho, carente el René González, de estudios en comunicación social o periodismo. 

Tipo doble que sigue teniendo una enorme influencia en Mario, hasta el grado de pintarle el cabello para dejarlo como tejón del campo colimense.

Y si bien, Mario Anguiano junto con su mentor político, Jesús Orozco Alfaro, apoyaron a López Obrador en el preámbulo del mandato anguianista, por lo cual fueron excomulgados por el ex gobernador también priísta, Fernando Moreno Peña,  cacique eterno del pri local y de la Universidad de Colima, ya en el cuarto año del sexenio comentado, el gobierno en cuestión, era altamente impopular y estaba generando una rebelión interna, que fue factor decisivo en la cristalización de la candidatura de extrema derecha, del radicalmente, neoliberal y off course, priísta, Ignacio Peralta Sánchez, gobernador colimote del 2016 al 2021. 

Al igual que la candidatura de Mario Anguiano fue una rebelión de las juventudes priístas contra el cacicazgo de los aún dominantes absolutos de la Universidad de Colima,  y del mismo pri, -inédita rebelión aún por documentar-.

Y de alto significado para la historia política colimense. 

Sinceramente, Mario Anguiano, ex gobernador, debe ser muy autocrítico si es que piensa convertirse en una alternativa política al estéril mandato morenista, de Indira Vizcaíno. 

Pues a pesar de que ha sido, Mario, el candidato a gobernador con más votos en la historia política colimense, cerca de 150 mil, su gestión gubernamental significó una de las más altas traiciones contra las esperanzas de un pueblo, aún ingenuo, precisamente por haberse dejando rodear y apresar mentalmente por colaboradores como los mencionados y aún otros peores, como Rafael Gutiérrez Villalobos, flamante ex secretario de economía, y la mayoría de quienes le acompañaron en el evento comentado.

Con la excepción relativa de Martín Flores Castañeda, líder sindical de los trabajadores al servicio del gobierno colimote.

Convirtiéndose Mario, ex gobernante, casi desde el principio de su sexenio, en un político intolerante y rencoroso, a las críticas honestas, como las realizadas de cara al sol por quien esto escribe, apresado por gusto propio por un gabinete traidor y corrupto, que terminó aislándolo del pueblo que tanto creyó en él, precisamente por su originaria sencillez y genealogía campesina y popular.

En el tema de seguridad y violencia, de máxima pertinencia para los colimenses, y ante la total ineptitud e inacción de Indira gobernadora y del gobernador de facto, Arnoldo Vizcaíno, resulta obvio que varios de sus funcionarios de alto nivel, como el tal Joya Cervera, egresado del gabinete anguianista, y flamante vocero de la Vizcaíno en la mesa de inseguridad y dizque construcción de paz, se encuentran fuertemente involucrados con uno o varios de los cárteles dominantes en el centro oeste MX, y con el mismo grupo local criminal de los Mezcales; mientras en el sexenio anguianista fungió hasta que lo mataron en Guadalajara, como coordinador o jefe máximo de la policía estatal, el hermanastro de Omar García Harfuch, de nombre, Javier García Morales, hijos ambos de Javier García Paniagua, quien con su grupo de generales del ejército mexicano, fueron el primer círculo de protección armada y de logística para/militar, de Amado Carrillo Fuentes, mejor conocido como el ”Señor de los Cielos”…

O en el otro tema como es el de las Pensiones gubernamentales de Colima, cuya dirección empezó a ser saqueada impunemente en el sexenio anguianista, hasta que su Némesis, Ignacio Peralta Sánchez, la terminó destruyendo como ratero vil del pueblo, y de su bolsa de mil millones de pesos, con la aprobación cobarde de los charros sindicales de la sección 39 del SNTE, y de los dirigentes del sindicato de trabajadores al servicio del gobierno de Colima, ¿Qué opción puede presentar Mario Anguiano, ante el nombramiento hecho por Indira, gobernadora, como flamante director de Pensiones colimense, del priísta cavernario, Hugo Vázquez Montes?

Banner Gobierno Colima - ColiBecas


Media Lab

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor considere desactivar el bloqueo de anuncios para así ayudarnos a soportar el sitio web.