Opinión
Tendencia

Inmundicias

La Opinión de Blanca Gutiérrez

De manera ilegal, diez policías colimenses fueron comisionados (sin oficio de por medio) para “custodiar” a un supuesto “empresario” y al hermano de un diputado emanado de las filas del PRI, a territorio de Jalisco limítrofe con el estado de Colima.

Para llevar a cabo su misión, de manera irregular (sin uniforme, vestidos de civiles), los policías se trasladaron en autos no oficiales. El gobierno de Jalisco nunca fue notificado sobre el ingreso de esos agentes a su territorio. Propios y extraños saben que ese lugar está dominado por el crimen organizado.

En el camino, los policías fueron secuestrados. Al correr de los días, tres mujeres y dos civiles (de los que supuestamente iban custodiando), fueron liberados; días más tarde, el resto fue encontrado, asesinado, en una camioneta abandonada en Manzanillo. Las víctimas presentaban signos de tortura e impactos de arma de fuego; los siete cuerpos, en bolsas negras, estaban descuartizados.

*
Francis Anel Bueno Sánchez, de 38 años, era diputada local en Colima por Morena cuando fue secuestrada por un grupo de hombres, encapuchados y fuertemente armados, el pasado 29 de abril, en el municipio de Ixtlahuacán. Mientras la noticia se convirtió en “vox pópuli”, las autoridades guardaron un silencio sepulcral. La dirigencia nacional de Morena, en palabras de Alfonso Ramírez Cuéllar, emitió un twitter, con un tibio exhorto; Mario Delgado, desde el Congreso federal, lo secundó.

Hoy, el presidente López Obrador informó que el cuerpo de la diputada fue encontrado sin vida.

*

Entre gritos, golpes y balazos, varios jóvenes salieron corriendo de un domicilio ubicado en la colonia Las Palmas, en la ciudad de Colima, y escaparon, desnudos, por las azoteas. De inmediato, videos e imágenes comenzaron a circular en las redes sociales. Fue tal el escándalo, que, esa mismo noche, el gobernador Ignacio Peralta tuvo que salir a informar sobre lo acontecido, pero dio cuenta de un hecho cometido por la delincuencia común, un simple robo, dijo. El escándalo fue mayúsculo cuando la prensa dio a conocer dos noticias adicionales: una, el domicilio de donde escaparon los jóvenes era la casa particular del secretario de Turismo de Colima; y dos, esa tarde-noche, un joven adolescente, menor de edad, perdió la vida, asfixiado.

En torno a esa reunión-fiesta-orgía salieron a relucir hechos delictivos vinculados a drogas, sexoservidores extranjeros y corrupción de menores. No obstante el escándalo y la indignación que tales hechos provocaron, el asesinato permanece impune, un año después de ocurridos los hechos.

*

En menos de una década, Colima pasó de ser uno de los estados más seguros de México, a ocupar, durante tres años consecutivos, el primer lugar en homicidios dolosos (cuatro veces más, el promedio nacional). Es, también, junto con Veracruz, líder nacional en fosas clandestinas; sólo en 2019, con 90. Según Semáforo Delictivo, Colima también encabeza el ranking de estados con mayor número de feminicidios y violencia intrafamiliar.

Estados Unidos lo ubica en el nivel de violencia máxima, similar al que tiene Siria.

En un contexto generalizado de descomposición, los gobiernos locales y estatal se mueven entre el fango y la inmundicia. No son pocos los políticos acusados de enriquecimiento ilícito y de tener vínculos con el narcotráfico. El ex gobernador, Mario Anguiano, se pasea en briosos caballos de lujo con valor de un cuarto de millón de pesos y lujosas monturas, no obstante haber sido acusado del desvío de más de 2,000 millones de pesos del erario. A ese nivel llega su cinismo. El actual, igualmente emanado del PRI, Ignacio Peralta, ha sido objeto de todo tipo de señalamientos que lo vinculan con escandalosos actos de corrupción y, también, con presunto lavado de dinero.

*

Colima, ¡qué duda cabe!, es un bastión histórico del PRI. La gubernatura del estado no conoce la alternancia. Por las buenas o por las malas, aquí, el PRI siempre se ha impuesto.

*

Hace dos meses, al conmemorar en Colima, junto con el gobernador Ignacio Peralta, el Día Internacional de las Mujeres, el presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno, advirtió: “no permitiré violencia política de género […]. Las mujeres siempre han sido y serán nuestras aliadas. Nunca permitan que les levanten la mano, ni siquiera que les levanten la voz”.

Ajá.

Hoy, una mujer joven, diputada, ha dejado de tener voz. Su cuerpo, el día de ayer, fue encontrado sin vida en una fosa clandestina.

¿Hasta cuándo, Colima, hasta cuándo?

Congreso Colima

Media Lab

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios