Opinión
Tendencia

Estación Esperanza: Informe al pueblo de México: primero los más necesitados.

Por Vladimir Parra.

En el quinto informe de labores de nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador hay mucho que celebrar. Los logros de la 4T se han encaminado sin prisas y sin pausas hacia el combate de los privilegios de una clase política acostumbrada a gastar sin límites el dinero del pueblo.

La histórica eliminación de las pensiones millonarias para los ex presidentes es uno de esos puntos, situación esperada y deseada por millones de mexicanos maltratados por la falta de congruencia de los representantes políticos anteriores a la Cuarta Transformación. Estas medidas no han sido bien recibidas por los detractores del presidente, que siempre dicen que son ocurrencias, como la venta del avión presidencial.

Los privilegios no son para los políticos, por eso también se eliminó el Estado Mayor Presidencial y abrió Los Pinos para todo el público; los viajes lujosos por parte de los funcionarios al extranjero se acabaron, sus sueldos se han reducido. Se acabaron los lujos del gobierno. En el centro de esta reducción de gastos por parte de la presidencia de la República, la cual se estima en un 75% respecto a las administraciones anteriores, se encuentran los que menos tienen. El dinero ahorrado ha sido usado para atender las necesidades del pueblo.

Cambios transformadores han permitido que ahora la corrupción, el robo de combustibles, el fraude electoral y la defraudación fiscal hoy ya sean delitos graves. Ya no más condonación de impuestos a las grandes empresas. Ya no hay más pagos millonarios a los medios de comunicación y sin embargo, ahora la comunicación con el pueblo es más transparente que nunca. El que quiera enterarse de las decisiones del presidente, puede acudir a la conferencia matutina, misma que se trasmite por medios gratuitos a toda la república mexicana y fuera de nuestras fronteras.

Las fortunas de origen incierto han sido congeladas por la Unidad de Inteligencia Financiera. Se han subastado casas, joyas, autos y departamentos que antes pertenecieron al crimen organizado o a políticos corruptos y ese dinero ha sido entregado a municipios pobres para la construcción de caminos, escuelas y entrega de instrumentos musicales, así como apoyos a deportistas de alto rendimiento.

Los grupos sociales que antaño habían sido golpeados por la indiferencia y la falta de soluciones ahora tienen voz en el gobierno de la 4T. Se creó la Comisión Presidencial para la Verdad y Acceso a la Justicia en el caso Ayotzinapa y la Secretaría de Gobernación ofreció disculpas públicas a víctimas de violencia por parte del Estado. Y no solo eso, en casos como las víctimas de la guardería ABC, el presidente firmó un nuevo decreto para reparar el daño a sus familias.

Se inició el proceso para rescatar los cuerpos de los mineros de Pasta de Conchos y hacer justicia a decenas de familias. La Secretaría de Relaciones Exteriores ha facilitado el regreso de más de 8 mil connacionales que quedaron varados en distintas partes del mundo por la emergencia sanitaria. El Programa Nacional de Reconstrucción atiende a la población afectada por los sismos de septiembre de 2017 y febrero de 2018, y ha dado apoyos para vivienda a 13 mil 805 familias.

Las personas son prioridad en la 4T. La pensión de adultos mayores, personas con discapacidad y becas para estudiantes ahora están consagradas en la Constitución para que sean obligatorias y se garantice su presupuesto. El 60% del presupuesto de programas sociales tiene como destinatarias a mujeres, ejemplo de ello son los apoyos de guardería o cuidado de los hijos para 208 mil madres trabajadoras.

Se duplicó la pensión para los adultos mayores a partir de los 68 años y en comunidades indígenas a partir de los 65. Se han entregado 800 mil pensiones para personas con discapacidad a lo largo y ancho del país. Los jóvenes que habiendo terminado una formación académica no tienen empleo, se encuentran ahora recibiendo capacitación para el trabajo a través del programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

Se han entregado más de 11 millones de becas en todo el país para que las y los estudiantes de todos los niveles puedan tener recursos y continuar con sus estudios. Se echó abajo la Reforma Educativa que tanto daño hizo a las y los maestros, así como a las y los estudiantes de todo México. El Programa de Mejoramiento Urbano y Vivienda ha realizado más de 18 mil acciones de vivienda, 348 obras de espacio y mejoramiento público y cerca de 7 mil procesos de regularización en 24 municipios marginados del país. El INFONAVIT ha reestructurado más de 147 mil créditos de vivienda en beneficio de trabajadores que pagaban deudas que crecían en vez de disminuir. A quienes hayan cubierto el 90% de su crédito se les condona el resto y podrán recibir su escritura. Esta modalidad ha beneficiado a 31 mil familias. Durante el periodo de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, no ha aumentado el precio de la luz o el gas más allá de la inflación. En 2019, 356 mil microempresas recibieron créditos conocidos como “Tandas para el Bienestar”.

Y ese cúmulo de logros es una muestra de todo lo que se ha alcanzado en tan sólo año y medio de un gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo. Aunque a los detractores no les guste y prefieran apostarle al caos con la idea equivocada de que así sacarán provecho político, no lo van a lograr. Ahora, es el tiempo de la gente y del cambio verdadero.

#poramoramanzanillo

Media Lab

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor considere desactivar el bloqueo de anuncios para así ayudarnos a soportar el sitio web.