Opinión

El hueco discurso de Indira Vizcaíno

Por Carlos Ramiro Vargas

 

¿Entonces era eso?.  A ojos vistos la candidata a la gubernatura por Morena Colima, Indira Vizcaíno, impuesta por el dedazo presidencial y sin ninguna encuesta de por medio, ha optado por continuar con su ni tan subrepticia alianza con el pri gobernador colimote, Ignacio Peralta, para imponer como candidatos de Morena a priístas de derecha  por encima de cuadros fundadores morenistas y reconocidos líderes sociales, como aconteció con la candidatura a la alcaldía de Colima, capital y municipio, otorgada por la también hija del conocido ex perredista y comprobado estalinista, Arnoldo Vizcaíno Rodríguez.

Sin mostrar encuesta alguna de por medio, a la ex secretaria de movilidad del gabinete pri peraltista, la muy priísta y neoliberal, Gisela Méndez, aplastando con ello, las legítimas aspiraciones de don Carlos Vázquez Oldenbourg, -fundador de Morena Colima-,  a quien mentirosa y humillantemente Indira le espetó públicamente en un evento público electorero, que si no confiaba en las autoridades internas de Morena mejor se retirara del partido. Sólo por el hecho de cuestionar a la Indira por sobre las tardanzas en las definiciones por parte de Morena nacional para las candidaturas a alcaldías y locales diputaciones, y exigirle que mostrara las famosas encuestas.

Otra damnificada por la traición de Indira candidata, a los ciudadanos y morenistas de base, ha sido la reconocida diputada local, Claudia Aguirre, -de lo mejorcito que tiene Morena a nivel estatal-, quien denunció al final las falsedades y manipulaciones de Indira Vizcaíno, sobre los procesos de selección internas. Al igual que lo hizo la Senadora morenista, Griselda Valencia de la Mora.

En otros municipios como es el estratégico Manzanillo, en el cual Griselda Martínez, alcaldesa, no sucumbió a las intrigas de Indira con AMLO y gabinete para eliminarla; al querido líder social Héctor Lara, le sucedió lo mismo que a Vázquez Oldenbourg en Colima, capital, sólo que por una diputación local en la que Indira impuso a una ex empleada del conocido priísta y ex alcalde porteño, Rogelio Rueda Sánchez.

Mantener esta alianza de Morena Colima, con el peor pri gobernador que hemos tenido los colimenses, le está saliendo caro y saldrá más caro a la población, pues lo que es un hecho es que Indira Vizcaíno sólo tiene promesas vagas para gobernar, sea en economía, seguridad, salud, educación, cultura, ecología, urbanismo, etcétera, mientras Ignacio Peralta y su podrido gabinete hacen lo que quieren con el presupuesto y la gobernanza estatales.

Pero como Indira Vizcaíno, y todos los demás morenos de su facción andan en campaña electorera, continúan como desde el 2016, -año en que Indira Vizcaíno se convirtió en secretaria de programas sociales del gabinete pri peraltista-, sin tocar ni con el pétalo de un nopal al actual des gobernador colimote, por ninguno de sus excesos y corruptelas; pues el tema del Genocidio pri peraltista que ha hecho que en Colima haya más asesinados que en Colombia del 2016 a la fecha, es evadido por Indira candidata, así como el otro genocidio producto de la negligencia y omisiones peraltistas, que ha provocado que en Colima la pandemia del Covid 19 no cese, y nuestro estado además de padecer una de las más altas mortalidades al respecto,  oscile entre el rojo y el amarillo, sin llegar nunca al verde.



Media Lab

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor considere desactivar el bloqueo de anuncios para así ayudarnos a soportar el sitio web.