LocalOpinión

Candidatos impuestos por el centro

Por Federico Lòpez Ramìrez

Estas las elecciones, màs grandes de los últimos tiempos, por la concurrencia de los niveles municipal, estatal y federal, gracias al empatamiento de los tiempos de dichas elecciones y por el crecimiento natural de la población. Tambièn serán las elecciones donde la gente será muy indiferente con los candidatos regionales. Seràn las elecciones donde el electorado será el gran indiferente.

Por otro lado, desde que Mèxico se constituyò como nación, las regiones hemos tenido un conflicto, hasta cierto punto natural, entre los político del centro del país con los políticos de las regiones. Dicho conflicto tiene muchas variables, entre otras, su tendencia al centralismo producto del tamaño del país, de la concentración del poder económico, y por ende, político en la capital del país, además el desarrollo de cacicazgos regionales que se entrelazan con el centro con el objetivo –se justifican còmodamente- de lograr la gobernabilidad. El hecho es que el centralismo ha sido practicado tanto por los conservadores como los liberales aunque enarbolen banderas antagònicas. O màs precisamente, aunque los liberales sean federalistas, en los hechos las regiones hemos padecido un centralismo duro, inflexible, autoritario, apabullante que niega el desarrollo de las regiones.

Esa es la gran enfermedad de Colima. Por ello no es de extrañar que, todos los candidatos a la gubernatura, sean ajenos a los colimenses. Ninguno (a) fue electo con base en elecciones preliminares o proceso democráticos participativos al interior de sus partidos o coaliciones. A lo màs que llegaron a insinuar fue las encuestas que nadie vio ni nadie revisò.

El resultado es que los candidatos hoy en campaña tienen todo el sello del centro y les importa muy poco la regionalidad. Pareceràn algunos impuestos por la sociedad política priista o panista local, pero no, tienen línea central.

Va por Colima es producto de un acuerdo del empresariado y toda la derecha rancia que nace del concepto Va por Mèxico impulsada por Claudio X. Gonzàlez y Gustavo De Hoyos de la Coparmex; Locho Moràn es la decisión de la estrategia central de Dante Delgado Rennauro, que le apuestan a ocupar el lugar del Prian en las próximas elecciones del 2024; Fuerza por Mèxico, Redes Sociales Progresistas y Encuentro Social responden a estrategias centrales cuyo objetivo principal es lograr el porcentaje mìnimo para obtener su registro como partidos polìticos nacionales y tener acceso a las prerrogativas económicas, no aspiran a nada màs; Morena es la voluntad del centro, no les importan sus bases locales porque su candidata es la mejor posicionada, ese es su único y limitado argumento para sostener su postulación; el Partido Verde, con Virgilio, aparentemente responde a los intereses de Mario Anguiano, sin embargo, en el fondo, solo buscan posicionar bien al partido, lograr entre el 7 y el 10 por ciento de la votación local para poder negociar en el Congreso de la Uniòn màs y mejores posiciones frente a Morena.

Los y las candidatas a la gubernatura son una negación de la vida política de Colima y obstaculiza el desarrollo de cuadros políticos calificados.

Colima dio en 1991 su ùltima gran batalla contra el centro político del país cuando el PRI intentò imponer como su candidata a Socorro Dìaz Palacios y las fuerzas políticas locales, si bien no lograr poner a su candidato (Carlos Vàzquez O.) si lograron contener al centro y nombraron como su candidato a Carlos de la Madrid Virgen.

Las elecciones de 2021, entre otros inconvenientes que no enumero en este texto, no tendrán un solo candidato de izquierda; todos los candidatos serán impuestos con criterios y procesos centralistas; todos los candidatos son la expresión de la imposición de sus respectivos partidos; ni uno solo es una expresión popular o algo que se le parezca; y todos son de derecha. El sistema de partidos està agotado, esa es una realidad irrefutable.

Luego entonces, uno entiende porque existe tanta indiferencia, apatía y la falta de entusiasmo por los candidatos a la gubernatura y sus campañas, por parte de los ciudadanos.

No se trata de una indiferencia por falta de politización, sino todo lo contrario. Hay un electorado bien informado y muy consciente de los acontecimientos.

En estas tres elecciones concurrentes yo veo un electorado presto a votar masivamente por Morena en las elecciones federales para que el Ejecutivo federal pueda contar con una Càmara de Diputados con mayorìa morenista. Yo me atrevo a pronosticar que Morena obtendrà cerca de 290, o màs, diputados federales, obviamente en Colima, Morena ganarà los dos distritos federales; las diputaciones locales yo percibo que Morena obtendrà un Congreso mayoritario aunque se llevarà algunas sorpresas; y las presidencias municipales estarán definidas por la marca Morena con una baja votación en la zona metropolitana (Colima-Villa-Coqui- Comala). En síntesis una gran votación federal y una sensible baja de votación para Morena en el plano local.

En Nuevo Leòn la gente està apoyando a Samuel Garcìa. Los analistas del centro del país no se explican por què esta decisión de los regios. Yo digo que olvidan una cosa: el centro sigue en su marcada tendencia de nombrar e imponer candidatos. Los habitantes de las regiones estamos hartos de estas imposiciones. Lo mismo ocurre con Guerrero y cualquier otra región.

Colima, se va aguantar estas imposiciones, pero su respuesta será la indiferencia productos de su malestar que no por su desinformación y apatía irresponsable.

Yo no voy a votar por ninguno, voy a tachar toda la boleta, tanto de gobernador como de presidente municipal, para manifestarles mi desprecio y rechazo. Esa será mi pequeña venganza.

Gane quien gane Colima cumplirá 92 màs seis años de gobiernos de derecha. Pero no hay mal que dure cien años.



Media Lab

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor considere desactivar el bloqueo de anuncios para así ayudarnos a soportar el sitio web.